¿Qué es un cajón inteligente?

Un cajón portamonedas inteligente es la evolución de una caja de dinero como la conocemos en la actualidad. Los cajones portamonedas tradicionales son un elemento de hardware para nuestro punto de venta (POS) dónde se almacena el dinero efectivo recaudado y el cambio disponible. Originalmente fueron ideados para evitar hurtos de los empleados y pérdidas de efectivo de origen desconocido, aunque también aportaban una serie de elementos que facilitaba las transacciones de efectivo en las ventas en comercios.

Evolución cajas registradoras

Están dotados de una estructura para separar y organizar el dinero de caja para que sea más fácil clasificar el dinero entrado y poder seleccionar los importes de cambio en las transacciones de venta. En cuanto a los elementos de seguridad frente a hurtos, estos cajones portamonedas son muy resistentes, están fabricados de chapa de un determinado grosor (dependiendo del nivel de seguridad) y sólo se abren con una llave especial o en el momento en que se realiza una venta. Suelen estar conectados a una impresora de tiquets del terminal POS que envía un comando de apertura en el momento de la venta. Además, cada vez que se abre, ya sea con la llave o a raíz de una venta, estos cajones hacen sonar una campana que advierte al resto de trabajadores y al dueño o encargado del negocio de que se ha abierto la caja del dinero. En teoría, este elemento debería disuadir al ladrón.

Ahora bien, ya conocemos que es un cajón portamonedas convencional, para que sirve y sus características principales, pero..

¿En qué consiste un cajón inteligente?

Como ya hemos dicho al principio, es la evolución de un cajón portamonedas convencional. Satisface todas las funciones por las que fueron ideados los cajones de dinero de una forma más eficiente, además aporta otra serie de ventajas a los gestores de tiendas, comercios y negocios gracias a sus elementos electrónicos de última generación.

Este tipo de cajones portamonedas evitan totalmente los descuadres contables en la caja de su comercio tanto por errores humanos a la hora de cobrar y devolver el cambio en operaciones de venta, como hurtos del personal empleado o aceptación de dinero falso (los cajones convencionales no están dotados de ningún elemento para la detección de dinero falsificado). Gracias a la electrónica actual, estas cajas registradoras inteligentes son capaces de realizar cobros en efectivo de billetes y/o monedas de manera autónoma descartando dinero falso y devolviendo el cambio de forma rápida y segura. El empleado sólo tiene que introducir el dinero de la compra del cliente y la máquina lo almacena, registra la compra  calcula la forma más eficiente de devolver el cambio y entrega el importe de cambio al trabajador. De este modo no hay lugar para descuadres por errores humanos, falsificaciones o hurtos, ya que, el empleado no accede al dinero de caja, es imposible extraer dinero sin el permiso del dueño del negocio y el cajón detecta y rechaza falsificaciones de dinero.

Por otra parte, este tipo de dispositivos para la gestión del efectivo de comercios, registran cada transacción de caja (ventas, cambio, recargas y descargas e dinero…) con lo que el proceso de cierre de caja, ya sea por cambio de turno de empleados o por cierre diario, es instantáneo, no es necesario hacer un recuento del efectivo en caja al cambiar al empleado encargado de cobrar porque podemos estar al 100% seguros de que el importe facturado durante la jornada está dentro del cajón inteligente. Tan solo pulsando el botón de cierre nos elabora una lista con las operaciones efectuadas y un resumen del dinero que hay en caja.

Existen también cierto tipo de negocios donde es imprescindible la higiene del personal del comercio que está en contacto con los productos que vente como por ejemplo perfumerías, farmacias, fruterías, panaderías y tiendas de alimentación en general. Otra característica que hace muy interesante la adquisición de un cajón inteligente para su negocio es que puede cobrar directamente al cliente sin que el empleado entre en contacto con el dinero. El trabajador realiza la venta y a la hora de pagar es el propio cliente quien introduce el dinero en el cajón monedero directamente evitando problemas de higiene alimentaria en los productos vendidos.

Resumiendo, un cajón portamonedas inteligente le ofrece los siguientes beneficios a su comercio:

  • Detecta y evita la entrada de dinero falso en caja.
  • Evita descuadres contables en caja debido a errores humanos en las operaciones de cobro y cambio.
  • Evita robos/hurtos de dinero por parte del personal.
  • Agiliza el proceso de cobro en su negocio reduciendo las colas y tiempos de espera de sus clientes.
  • Evita el contacto de dinero y productos alimentarios a la vez por parte de sus empleados mejorando así las condiciones higiénicas en las que sus productos llegan a sus clientes.
  • Evita la necesidad de realizar cierres y recuentos de caja en cada cambio de turno de empleados.
  • Los cierres de caja son instantáneos y cuadran al 100%.
Cajón inteligente